web analytics
Get Social With Us

BDSM clases particulares para parejas en Barcelona

Cursos privados de BDSM para parejas

 
Con el BDSM convirtiéndose en una expresión sexual socialmente exceptuada, cada vez más parejas me piden consejos sobre cómo ampliar su vida sexual con BDSM. 

¡Y me encanta ayudarles a encontrar este excitante camino de forma sana, segura y consensuado!
 

La mayoría de las parejas que acuden son personas que ya están juntas desde hace tiempo, y una o ambas sienten la atracción de jugar más desde del lado oscuro del dormitorio.
 

¿Pero por dónde empezar? ¿Cómo mantenerlo divertido, sexy y seguro para ambos?

 
¿Cómo no caer en el típico error de preguntar en la mitad de una escena: “¿te gusta esto, cariño?”, (cual rompe todo el hechizo de Dominación / sumisión) para poder estar seguro de que la otra persona está disfrutando con lo que estéis haciendo?
 
Hemos aprendido a ser gentiles y dulces con nuestro querido/a,
Sin embargo, BDSM nos invita a expresar más nuestro lado pícaro o “malo”.

Esta parte a menudo fue reprimido durante nuestra adolescencia.
 
Especialmente los comportamientos de las mujeres de carácter dominante fueron tachados como no deseable.
Más tarde, como adultos, cuando ellas sienten el deseo de dominar sexualmente, a menudo sienten un tirón prácticamente inconsciente que dice: “es malo actuar de esta manera”.

Esto se llama en el mundo terapeutica: “la lección interiorizada”.
 
Y puede ser que hacen falta varias sesiones de juego antes de que una sienta cómoda en su papel de dominante.
El papel de su pareja es de suma importancia, ya que él (o ella) debería alentarla si él (o ella) disfruta también de estos roles recién descubiertos.

 

 

¿Cómo abrirse al BDSM de forma segura en una pareja ya existente?

 
Regla número uno es la comunicación!

Toma vuestro tiempo para comentar lo que os gustaría obtener.

¿Dónde / cuáles son los detonantes, qué situaciónes os excitaría? 
¿Qué no te gustaría? ¿Cuales serían tus límites?
 
Crea un espacio seguro:
 -Fantasias son fantasías y deben ser honrados de esta forma,
 no deberían ser nunca razón por rechazo o juicio. (Recordamos que no todas las fantasias son para hacerlas realidad, la mayoría se basan en la excitación del tabu.)
– Establezca un momento y un lugar para transformaros en estos roles,
asegúrense de que no haya interferencias (como niños).
-Establezca una palabra de seguridad, 
 de esa manera ambos pueden disfrutar de su rol, sabiendo que tienen una “salida de emergencia”.
Acordar no superar los límites de tu pareja, incluso si él o ella lo suplica durante la sesión.
 

Cree rituales que delimiten claramente el momento, 

por ejemplo: una vez que encollarado, el juego empieza. 
Ambos están en rol hasta que el collar es quitado por la persona dominante.

Así se evita que uno piensa que está siguiendo un juego, mientras que la otra persona está ya fuera del rol.
 
Cuidado posterior. 
¿Mimos mutuos, quizás una pequeña siesta juntos, algunos snacks y buena hidratacion?
-Comunicación integrativa: 
establezca un momento posterior a la sesión para hablar sobre lo que funcionó realmente bien para ambos, que fue difícil, o que podría haberse hecho diferente y se puede mejorar la próxima vez (¿fue real el suplido o disfrutó de no obtener lo que quería?)

Y finaliza esta conversación evaluando todo lo positivo de lo ocurrido y ¿quizás mirar en la agenda cuando sería buen momento para jugar de nuevo?
 
Guiando parejas en su nueva y emocionante ruta de dormitorio me apasiona profundamente.
 
Si sienten que mi conocimiento os puede servir, envíeme un correo electrónico y concretamos una sesión personalizada.
 
Estas sesiones pueden ser únicamente verbales (en persona o en línea), sin embargo,
los ejemplos son mucho más claros en una sesión práctica en la que podemos explorar los pequeños consejos y trucos (como notar y usar lenguaje corporal) de ambos roles.
 
Durante una sesión de este tipo, también puedo enseñar cómo manejar vuestros propios juguetes de manera segura y en qué poner la atención cuando vayan de compras para aumentar vuestro cajón de juguetes.
 
¿Suena genial? Contáctame: