web analytics

¿Te gusta el BDSM?

 

 

 

 

¿Eres BDSM-er@?

¡Felicidades!

Estas a un solo paso de tener una experiencia tantric ecstatica!

Mucha gente piensa que el BDSM y el tantra no van juntos,

piensan que en el BDSM se trata de ser duro y malo, y que en el tantra se trata de sentir el amor y mariposas.

Ni una ni otra idea son acertadas.

Como menciona Barbara Carrellas en su libro “Urban Tantra”,

“Ambas son artes eróticas de la conciencia que producen intensas sensaciones eróticas que pueden crear estados extáticos prolongados de excitación y estados alterados de conciencia”.

Y no hace falta estudiar un master en chakras.

El cuerpo no necesita la teoria para sentir lo que esta pasando.

En el tantra se trata de permanecer presente, sentir y reconocer todo lo que está sucediendo en el cuerpo sin juicios ninguno.

.

Entonces, ¿cuál es la diferencia con una sesión regular de BDSM?

Bueno, más que jugar una fantasía, y perderse en ella, exploraremos lo que está presente aquí y ahora en ti.

Lo que significa que no seguimos estrictas y preestablecidas reglas.
Fluiremos con lo que sea necesario para tu experiencia en cada momento.
Esto puede signifiar que si que entramos en una fantasía tuya, pero de forma presente.

Esto significa que hay espacio para que salga cualquier emoción.
Y esto puede expresarse en risa, pero también la tristeza o la ira es bienvenida.
Teniendo mi formación de terapeuta,
doy la bienvenida a todo lo que puede surgir
y te apoyo durante este proceso.

¿Esto da miedo? Y tanto!!!

 ¡Solo los más valientes se atreven a entrar en los oscuros reinos de sí mismos!

Hablamos del formato:

¿Como sería una sesión?

Primero nos sentaremos para hablar de ti.
Cuáles son tus experiencias hasta ahora, qué esperas obtener de la sesión.
Cuáles son tus límites.
Con esta información estabilicemos una hoja de ruta a tomar en el parte práctica de la sesión.

Luego ambos nos pondremos en ropa con la que nos sentimos cómodos.

Haremos una meditación corta, centrandonos en el momento, o si lo consideramos adecuado,  haremos un comienzo más ritualista.

Cuerpo de la sesión:

Dentro de los límites establecidos, entraremos en la dinámica BDSM y fluiremos con lo que hay.

Estarás al mando todo el tiempo, si sientes que hay que cambiar de rumbo, estaré encantada de ajustar,

Solo estoy allí para guiarte.

 

Después de que la sesión ha terminado, hay espacio para recogimiento.

Esto puede ser un tiempo para ti solx con una mantita caliente, un simple vaso de agua y una charla, o una mini siesta recogida en mis brazos,
o cualquier otra cosa que se necesites para tu bienestar en ese momento.

 

Te contactaré en la semana después de la sesión, para ver cómo te encuentras, ya que muchas veces los momentos “aha” se producen cuando la experiencia se va callando dentro de tus celulas.